¿Cuáles fueron las medidas adoptadas por la Provincia en poblacionesvulnerables?

El proyecto solicita conocer sobre las medidas específicas para mitigar el impacto económico en las comunidades (provisión de agua segura, distribución de alimentos, artículos médicos e higiene (mascarillas) entre otras. ¿Se apoya económicamente y se brinda asistencia técnica a Municipios y Comunas para el desarrollo de planes que permitan la continuidad de las actividades cotidianas de los hogares y seguridad del suministro y los medios de vida de la población de mayor vulnerablidad social y económica? ¿La Provincia está apoyando a los gobiernos locales para la inversión en  infraestructura, servicios básicos y equipamientos temporales de preparación y mitigación del distanciamiento físico, aislamiento, prácticas de higiene, detección y seguimiento de la salud, tales como: establecer puntos de higiene, realización de mejoras de la vivienda, eliminación segura de residuos, entrega segura de alimentos en el hogar, distanciamiento físico y mejor higiene en los mercados, transporte y desplazamiento seguro? ¿Cuáles son las acciones de preparación de la red de atención primaria de la Salud en barrios vulnerables de las diversas localidades para brindar servicios de protección social y de salud fundamentales que mejoren el acceso a pruebas y al tratamiento? ¿se está monitoreando conjuntamente con los gobiernos locales el crimen y la violencia en estos barrios? ¿se están movilizando acciones de apoyo técnico y financiero para proyectos impulsados por la comunidad?

“La vulnerabilidad multidimensional de estas comunidades deben ser una preocupación prioritaria de política de gobierno considerando la dramática situación sanitaria y social que sus habitantes padecen” fundamentó Pinotti: “el hacinamiento y el déficit en el acceso a  servicios básicos  como la red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario o red cloacal, quedan expuestos en toda su crudeza en los momentos actuales en los que una pandemia como el Covid-19 nos obliga a extremar medidas de cuidado e higiene extremadamente difíciles de alcanzar para amplios sectores de la población”.

El “aislamiento social, preventivo y obligatorio” que decretó el Gobierno Nacional es “impracticable para amplios sectores de población que viven en la calle o en viviendas inseguras o superpobladas. Sumado a ello, la recomendación básica del lavado de manos es impracticable por no contar con acceso a agua segura” resaltó Pinotti.

La estadía en viviendas pequeñas y abarrotadas en asentamientos informales sumado a los problemas económicos de quienes se quedan sin sustento cotidiano (por la paralización de las actividades económicas), conjuntamente con la interrupción de servicios de esparcimiento generan situaciones de estres, condiciones de vida poco saludables y  exacerban el riesgo de violencia social, especialmente, para mujeres y niños.

Frente a esta situación, las instituciones que estudian políticas públicas de Hábitat, tales como ONU Hábitat, establecen una serie de recomendaciones y prioriza para ello la coordinación gubernamental, sectorial y de diversas instituciones que trabajan en estos barrios, así como la generación de información, capacitación y sensibilización conjuntamente con acciones específicas e integrales de mitigación de los efectos de la pandemia.