Proponen la adhesión a la ley apícola provincial, para la promoción, protección y desarrollo de esta actividad

Uno de los proyectos de Ordenanza presentados en la última Sesión del Concejo Municipal propone la adhesión de Sunchales a la  ley apícola provincial N° 13.870,  de "Promoción, protección y desarrollo de la actividad apícola en la provincia de Santa Fe".

La iniciativa, girada a Comisión para su análisis, fue presentada por la concejala Andrea Ochat, quien remarcó que es “conocida ya la importancia que adquirió durante la última década la producción apícola en nuestro país,  tanto por los niveles de producción como por la calidad de los productos obtenidos,  y por la rápida conversión de la inversión en generación de empleo. El nuevo escenario socio-político y económico sugiere  una  intervención dinamizadora y multiplicadora desde el Estado, que permitan aumentar los beneficios sectoriales,  en lo productivo y comercial,  con el consiguiente efecto social que ello implica”

Se propone que el Departamento Ejecutivo Municipal efectúe un censo, determinando con precisión la ubicación de los apiarios existentes en el Distrito Sunchales,  y un registro de todos los componentes de la cadena apícola: productores, salas de extracción, acopio, producción y proveedores de insumos.

Para los productores, el proyecto expresa la necesidad de establecer,  con carácter obligatorio, la obtención de una autorización municipal  para la instalación de apiarios, una vez concluido el censo arriba mencionado.

También se hace referencia a la radicación de los mismos, prohibiéndose en los núcleos urbanos y en cercanías a centros de concurrencia de personas o tránsito de vehículos. Se establecen parámetros a tener en cuenta, según la distancia a  límites urbanos, caminos principales y funcionamiento de otras actividades.

Como otro de los puntos destacados de la propuesta aparece la disposición para que el Ejecutivo Municipal, a través de la Secretaría que corresponda, establezca una línea de microcréditos destinada  a productores apícolas que se inicien en la actividad, el 60%,  y a los que lo requieran para consolidar un emprendimiento existente, el 40% restante. Para ello se podrá gestionar un ANR ante las autoridades que corresponda,  con el objetivo de que sea destinado como fondo rotatorio, que luego de esta primera etapa  se amplíe a otro tipo de actividades productivas.

En cuanto a las obligaciones impositivas locales, se propone que el Municipio elabore una tabla tributaria para eximir parcialmente, en diferentes porcentajes, a quienes poseen explotaciones agropecuarias que faciliten la producción apícola, contando con  un plazo de tres  meses para elevar al Concejo Municipal el correspondiente proyecto de Ordenanza.